Macarena Márquez Rodríguez, Macarena de Jerez, será la protagonista, junto a José Méndez, del primer día del ciclo ‘Herencia’, el domingo 11 de agosto. La jerezana, a pesar de su juventud, tiene una dilatada trayectoria sobre los escenarios y ahora se muestra ilusionada por participar en esta I Bienal de Cante de Jerez.

— ¿Qué verá el público que se acerque hasta el patio del Museo del Enganche?

Van a ver flamenco del puro y además haré las bulerías que me caracterizan, cantando y bailando, que es lo que más se espera de mí.

— ¿Cómo se definiría Macarena de Jerez?

A mi no me gusta hablar de mi, sino que hablen de mí. Soy festera, pero también me siento bien por malagueñas, soleás, pero la gente espera de mi que cante y baile. Pero eso de decir “yo soy”, no me gusta.

— ¿Qué opinión le merece que Jerez cuente con una Bienal de Cante?

La verdad es que me parece muy bien que Jerez que es la cuna del cante tenga una bienal. Estoy muy feliz, contenta y encantada de estar en esta primera bienal.

— Usted empezó en el flamenco siendo solo una niña.

Para mí, entonces, el flamenco era como un juego, disfrutaba, ahora no es que no disfrute, pero ahora hay responsabilidades, me contratan, gano un dinero… Se disfruta de otra manera.

— Nunca ha grabado un disco en solitario. ¿Le apetece?

Sí, quiero meterme a grabar. Nunca he grabado, pero no porque no quisiera, sino porque no he parado de trabajar. Estoy en dos academias, doy clases de baile, luego llegan los festivales… Para grabar hay que estar tranquila y bien de voz, pero tengo ganas.

— Habla de que no para de trabajar. Este año volverá a Miami por quinta vez…

Llegó allí el 9 de noviembre. A mí me adoran, me quieren con locura, hasta me pintan cuadros y me los mandan a casa… Allí hay mucho latino, también mucho andaluz, cubanos, y el flamenco les encanta. Voy tres días y el teatro está los tres días llenos. Me veo allí súper valorada y querida. Todo lo que te diga es poco, y estoy deseando regresar.